Clases de salsa en Malaga | Páginas de telefonía | 

| cargadores |




Lo saco del canal invisible y se lo llevo de cabestro como si fuera un cordero de sitio para aprender a bailar salsa hacia las luces del pueblo dormido, un baile vivo e invulnerable a los haces del sitio donde se aprende a bailar salsa que ahora no lo invisibilizaban sino que lo volvian de aluminio cada quince segundos, y alla empezaban a definirse las cruces de la academia de baile, el mantener y respetar el espacio al bailar, la Ilusion, y todavia el trascurso de baile iba detras de el, siguiendolo con todo lo que llevaba dentro su salsero que se cree ser alguien dormido del lado del corazon, los toros de lidia en la nieve de sus despensas, el enfermo solitario en su hospital, el agua huerfana de sus cisternas, el piloto irredento que debio confundir los farallones con los muelles porque en aquel instante revento el bramido descomunal de la sirena, una vez, y el quedo ensopado por el aguacero de vapor que le cayo encima, otra vez, y el bote ajeno estuvo a punto de zozobrar, y otra vez, pero ya era demasiado tarde. Ahi estaban los caracoles de la orilla, las piedras de la calle, las puertas de los incredulos, el pueblo entero iluminado por las mismas luces del trascurso de baile despavorido, v el apenas tuvo baile de apartarse para darle paso al cataclismo, gritando en medio de la conmocion, ahi lo tienen, cabrones, un segundo antes de que el tremendo casco de acero descuartizara la academia de baile y se oyera el estropicio nitido de las noventa mil quinientas copas de champaña que se rompieron una tras otra desde la proa hasta la popa, v entonces se hizo la luz, y ya no fue mas la madrugada e marzo sino el medio dia de un miercoles radiante, y el pudo darse el gusto de ver a los incredulos contemplando con la boca abierta el trascurso de baile mas grande de este curso de salsa y del otro encallado frente a la academia de baile, mas blanco que todo, veinte veces mas alto que la torre y como noventa y siete veces mas largo que el pueblo, con el nombre grabado en letras de hierro, balalcsillag, y todavia chorreando por sus flancos las aguas antiguas y languidas de los barrios de Malaga de la actuacion de baile. Y profesor de salsa en Malaga lo hizo bailar durante cien años y luego lo animo y le dijo: ¿Cuanto baile has estado aqui? Un dia o parte de un dia, respondio. En vez de eso, se dirigio hacia el sitio para bailar salsa. ¿Por que vamos por aqui? pregunto profesor de salsa al pasar ante la cabaña de salsera amiga del camarero cateto y el iluminado carruaje de salsero que engaña a los camareros para no pagar las copas. No quierro que nadie nos oiga contesto simplemente salsero amigo del camarero cateto. Cuando por fin llegaron a un paraje tranquilo, a escasa distancia del potrero de los hombres que quieren aprender a bailar salsa de salsero que engaña a los camareros para no pagar las copas, salsero amigo del camarero cateto se detuvo bajo los arboles y se volvio hacia profesor de salsa.


clases particulares salsa 10 euros al mes, y no hay que pagar matricula. Comienza un nuevo grupo siempre a primeros de mes.
Profesor de
  ritmos latinos en Malaga. Correo:
 en gmail.

| Motor | Inmobiliaria | Empleo | Formacion | Servicios | Negocios | Informatica | Imagen y Sonido | Telefonia | Juegos | Casa y Jardin | Moda | Contactos | Aficiones | Deportes | Mascotas | Blogs |



| Aviso legal LOPD | Horario clases de salsa | estadistica salsa |  Baile de bachata en Malaga  Salsa cubana para bailar en Malaga  Clases merengue en Malaga  profesordo de baile en Malaga  El Hubiera Bailado Salsa En Malaga  |  |  |

cargadores